sábado, 10 de octubre de 2009

Berdugos de dragones



Beowulf
El poema épico anglosajón Beowulf, cuenta cómo el héroe escandinavo Beowulf (495-583 d.C.) Sucede durante la juventud del héroe que da nombre al poema, y narra cómo acude en ayuda de los daneses o jutos, quienes sufrían los ataques de un ogro gigantesco Grendel . Beowulf mato al monstruo, a su madre, y a varios reptiles marinos.



Finalmente el héroe Beowulf se convierte en rey de los gautas.
En la última etapa de su vida, Beowulf se dispone a enfrentarse a un temible dragón que está destruyendo su reino con la sola ayuda de su sobrino Wiglaf. Un hábil y osado ladrón de la región había penetrado en la cueva del dragón y robado una copa de plata incrustada de oro y piedras preciosas, parte del inmenso tesoro que guarda la bestia. Enfurecido, el dragón asalta y destruye el pueblo del ladrón, y mata a todos sus habitantes. Beowulf sale a su encuentro para vengar a su gente, pero la reacción del dragón ha aterrado tanto a sus súbditos, que solamente Wiglaf se apresta para acompañarle. Después de una cruenta batalla, ambos logran acabar con la bestia, pero Beowulf, gravemente herido, encomienda a su sobrino apoderarse del tesoro y utilizarlo para reconstruir el reino. Pasa su torque de oro a Wiglaf y le confía el reino. Finalmente, Beowulf recibe un funeral: su cuerpo es colocado en una pira funeraria e incinerado. Luego se construye un túmulo con vistas al mar donde se colocan sus restos junto al oro del dragón.







El poderoso dios nórdico Thor
Es el dios del trueno en la mitología nórdica y germánica hijo de Odin y Jord. Se le representa como un dios de edad madura, con una barba roja, es un guerrero enemigo de los gigantes y defensor de los hombres. Su arma es el martillo Mjöllnir, que parece un trueno y tiene el don de volver a las manos del que lo lanza. Por tener este martillo es nombrado el protector de los Ases. Uno de sus peores enemigos es Loki que una vez cortó el pelo de su esposa Sif. Thor lo perdono ya que construyo para Sif una cabellera de oro, que crece igual que el pelo normal. La mayoría de los mitos germánicos lo mencionan o se centran en sus hazañas y en los relatos de las Eddas cumple el papel de protector del mundo de los hombres





El nacimiento de Midgard

En un principio conocido como Jormungand, según la mitología nórdica, era el hijo del Dios Loki, y de la maga Angerboda. Ambos, Loki y la hechicera, eran descendientes de los Gigantes de Hielo de Jotunheim, a pesar de su apariencia humanoide. Sin embargo, aunque la hija que Angerboda le dio a Loki, Hela, tenía forma humanoide, los hijos que dio a luz, Jormungand y Fenris, tenían forma de serpiente y lobo respectivamente. Según la mitología, los dos hijos de Loki y la hechicera adquirieron dicha apariencia debido a la mágica habilidad de sus padres para cambiar su aspecto, así, tanto Fenris como Jormungand adoptaron la apariencia de los animales que sus padres consideraron conveniente en su momento. Presumiblemente, Jormungand tenía la estatura de un niño humano cuando nació. Odín, prediciendo que Jormungand sería un peligro potencial para los dioses asgardianos, desterró a la Serpiente a las profundidades de los Océanos de Midgard. Jormungand no solo sobrevivió, sino que creció hasta adoptar una talla enorme, tan enorme que su cuerpo rodeaba todo el perímetro de la Tierra, fue entonces cuando Jormungand adoptó el sobrenombre de la Serpiente de Midgard.




Thor, Midgard y el gigante Hymir

Una de las grandes aventuras del gran dios de la mitología Nórdica Thor, un día estaban los dioses en un festín que se celebraba en el palacio del dios del mar, Agir. En medio de aquella dicha, ricos manjares habían sido preparados para el festín. Sin embargo, había un problema, el Hidromiel (La hidromiel es una bebida alcohólica fermentada a base de miel y agua) se encontraba todavía en los barriles y no podía ser servido hasta que tuvieran un recipiente lo suficientemente grande para servirlo. Ante tal problema, Tyr, el dios de las leyes de guerra, tuvo la idea de pedirle una caldera a su padre, el gigante Hymir, puesto que solo él tenía una caldera tan grande como la que necesitaban. A Thor le pareció buena idea y ambos se pusieron en marcha rumbo a la morada de Hymir, en el límite de los cielos.
Al verlos, Hymir reconoció al enemigo natural de los gigantes: el Gran señor del Trueno Thor. Más, sin embargo, la ley de la hospitalidad le prohibía tajantemente hacerles daño alguno a sus divinos huéspedes, fue por eso que Hymir le objetó a su esposa que preparara la cena, la cual consistió en tres deliciosos bueyes asados, de los cuales Thor devoró con gran placer aplacando su enorme apetito. A la mañana siguiente Hymir les dijo a sus invitados que la despensa se encontraba vacía y que era hora de ir a pescar. Thor, empleó como anzuelo una de las cabezas de los bueyes de la noche anterior. El gigante sacó echó su anzuelo y sacó una ballena, y tras un nuevo intento sacó de nueva cuenta otra ballena. Thor por su parte al echar su anzuelo, sacó a la gran serpiente del caos Midgard y Thor se enfrascó en furiosa contienda contra la serpiente, pero debido a la gran pelea el bote en el que iban comenzó a estremecerse e Hymir por miedo a que se hundiera cortó la cuerda, dejando en libertad a la serpiente. Al terminar la pesca, Thor dio prueba de su gran fortaleza arrastrando por sí solo las dos ballenas, mientras que Hymir empleando toda su potencia no pudo hacerlo.





Ragnarok la muerte de Thor

El Asgard, el Olimpo de los germanos, siempre estaban allí dispuestos a la batalla, y se sabía que sonaría la hora en que haría falta que todos bajasen a la lucha. Pero todas las profecías decían que, pesar de las precauciones tomadas y a pesar de las virtudes guerreras de los dioses, a pesar de Thor y de los innumerables combatientes del Walhalla, los Ases terminarían por sucumbir. En su caída arrastrarían al mundo, de que eran protectores y apoyos. Esa batalla que había preceder al fin del mundo.
Los combatientes se reúnen y se dirigen hacia el campo de batalla. Desde el oeste se acerca una nave cargada de fantasmas; el gigante Hrym, con el escudo levantado, lleva el timón. El barco es arrastrado por la oleada gigante que produce al nadar la gran Serpiente del Midgard. Agitado de una cólera sin freno, el monstruo golpea las olas con su enorme cola y avanza con un impulso furioso. Desde el Norte viene la nave de Loki; le acompaña el lobo Fenrir, echando fuego por los ojos y las narices; sus fauces anchamente abiertas gotean sangre; su mandíbula de arriba toca el cielo, la de abajo roza el mar. En el Sur aparece Surt “el calor ardiente”, el jefe de los gigantes del fuego; en torno a él brotan las llamas del suelo agrietado. Al acercarse, las rocas estallan y los hombres se ahogan.





El cielo no es más que un horno, y cuando los hijos del fuego hacen pasar sus caballos por el puente que tiende el arco iris desde la tierra a la morada de los cielos, el puente se inflama y se deshace.
Odin vuela a la cabeza de sus guerreros que salen por las puertas del Walhalla; las Valkyrias, en sus caballos le rodean como un enjambre alado. El dios cae derecho sobre el lobo Fenrir, pero las fauces del monstruo son tan amplias que engulle de un golpe al señor de los dioses. Odin es así la primera víctima de la carnicería.




En seguida es vengado por su hijo Vidar. Este pone el pie sobre la mandíbula inferior del monstruo y se la clava al suelo; su mano izquierda levanta la mandíbula superior, y, con la derecha, le mete una espada tan larga que llega a tocar el corazón de Fenrir. Thor vuelve a hallar a su vieja enemiga, la Serpiente del Midgard, que se acerca a él, escupiendo tanto veneno que el aire y el mar quedan apestados. De un terrible martillazo, Thor aplasta la cabeza al monstruo, que vuelve a caer agonizante, pero el dios ha sufrido demasiado en el combate, y ha respirado tanto veneno que le abandonan las fuerzas. Quiere alejarse: al noveno paso, cae, expirando, en el suelo. Así mueren los grandes dioses, en una tormenta inaudita, en un desencadenamiento de tempestades y cataclismos. Con ellos mueren los hombres, pues la tierra se ha vuelto inhabitable.
De nuevo, se abre un abismo sin límites por todas partes, y no queda ya nada de lo que tenía forma y vida.


El dios Thor

Rostam
Rostam es un héroe mítico de Irán y Afganistán y el hijo de Zal y Rudaba. En cierto modo, la posición de Rostam en la tradición histórica Este último siempre fue representada como la más poderosa de paladines, de Irán y la atmósfera de los episodios en el que está muy características que recuerdan el período Arsacid. Fue inmortalizada por el siglo 10 el poeta de Tus Ferdusi en el, que contienen pre-islámico el folclore y la historia. Shahnameh o epopeya de los Reyes.



Rostam y Rakush contra el Dragón

Rostam joven y poderoso se alista en un viaje lleno de peligros, el dice" Mi espada está lista, e iré a luchar con las fuerzas del infierno, Pero si dios está conmigo superaré a los Deevs (genios del mal) Y ruego que derrame su bendición sobre mi." Entonces su padre Zal, oyó estas palabras nobles, bendijo a su hijo, y rogó que el dios Ormuz también por su bendición. Su padre le dio un sabio consejo, para llegar a la tierra de Mazinderan. “Dos caminos llevan a este reino, y ambos son duros y cargados con peligros”. Su madre quiso detenerlo entre sollozos pero él la confortó con su voz, y demostró a ella que ya había tomado la decisión de llevar esta aventura hasta el final. Su madre lo dejo partir, pero el corazón de Rudabeh anheló después a su hijo, y sus ojos se pusieron rojos de tanto llorar. Ya en camino el corcel Rakush, hacía desaparecer la tierra bajo sus pies. Y pasaron todo el día a través de un desierto, y del sol despiadado sobre sus cabezas, y la arena era como fuego, la sed los empezó a atacar, y en ninguna parte podría Rustem encontrar los rastros de agua. Listos para morir, el encomendó su alma a dios se puso a esperar el final.





Pero he aquí cuando pasó delante de él un carnero, bien nutrido de grasa. Rustem se dijo a sí mismo " Seguramente esta bestia nos puede llevar al agua” siguieron los pasos del carnero los llevó a un arroyo de agua fresca y clara, el carnero desapareció, rustem se dio cuenta que el dios Ormuz le había ayudado y levantó sus manos hacia el cielo agradecimiento.
Entonces atrapo un asno salvaje y luego lo aso para su comida, se puso a dormitar.





Le dice a su caballo Rakush- “O mi corcel no relinches durante mi sueño” Pero si viene un enemigo viene a mí y relincha al lado de esa cueva, y yo iré a ayudarte." Rakush escuchando esto, pastó al lado de él. Pero cuando la noche los alcanzaba con su manto de oscuridad sin luna, apareció sigilosamente una sombra extraña, era un dragón cuya madriguera estaba detrás de unas cañas, un dragón feroz que hasta los Deevs (genios malignos) no se atrevían a su encuentro. Él dragón se asombró de que esas criaturas dormitaran suavemente al lado de su guarida. El fue hacia ellos con su respiración de veneno. Rakush, cuando lo vio estampó sus pezuñas sobre la tierra y batió el aire con su cola, de modo que el ruido despertó a Rostam Rostam se puso furioso con Rakush, el dragón desapareció de repente y Rostam no lo vio. Le dijo "e corcel cruel déjame dormir" se dio vuelta para dormir de nuevo.




Mientras el dragón los observaba desde la oscuridad, de repente fue contra ellos una vez más, y Rakush comenzó a hacer ruido y una vez más el dragón se desapareció, los ojos de Rostam se abrieron. Y cuando Rustem despertó monto en cólera y llenó de reprobaciones sobre el caballo.
Entonces el dragón vino adelante con todo esta vez, y estaba a punto de caer sobre Rakush. Pero él tomó valor y vino al lado de Rostam una vez más, y estampó sobre la tierra y relinchó y lo despertó. Rostam esta vez logro ver al dragón, y él se dio cuenta de que Rakush había hecho lo correcto. Se puso la armadura rápidamente y fue a luchar su espada, contra la bestia. ntonces el dragón dijo " ¿Cuál es tu nombre, y quién te envía contra mí?” Y el guerrero contestado, " Soy Rostam, hijo de Zal, y tu no podrás soportar mi fuerza." Pero el dragón se rió de sus palabras. Entonces ataco a Rostam y lo hirió en su cuerpo, pero este podría haber sido su fin. Pero Rakush saltó sobre el dragón por la parte trasera, rasgándolo con sus pezuñas filosas, mientras el guerrero logro atravesar el cuerpo del dragón con su espada matándolo, salvando al mundo de este flagelo.





Luego de la muerte del dragón a Rostam tiene un ataque de euforia, elogió Rakush y lo lavó el arroyo y dio gracias a dios que les avía dado la victoria y siguieron el camino hasta tierra de los magos.
Luego de muchas aventuras el héroe Rostam y su fiel corcel Rakush, fueron invitados a cazar por el rey de Cabul ,Shugdad antiguo enemigo de Rostam ellos caen en una trampa un pozo lleno de lanzas, ordenada por el rey.
Con sus últimas fuerzas Rostam atraviesa con una flecha el cuerpo del malvado rey y finalmente muere al lado de Rakush. Su hijo inicia una venganza al mando de un enorme ejército de guerreros, contra el reino del rey de cabul, invade la ciudadela matando a todos convirtiendo el lugar en un desierto.

Shahnameh o epopeya de los Reyes






Bahram Gur
Bahram Gur rey persa legendario cuyo nombre significa "asno salvaje", fue un rey Sasanida (reinó AD 430-38) famoso por su leyenda de caza proezas. Las leyendas hacen hincapié en la Bahram como militar y sus esfuerzos para gobernar bien, contienen pequeñas pistas de la forma en que las leyendas se desarrollarán. Los cuentos de Ferdusi contienen muchas de las características de los romances populares su nacimiento fue predicho por un horóscopo, su precoz desarrollo físico e intelectual, su educación en los tres ámbitos de las letras, las artes varoniles, y la monarquía, y una vida dedicada a acciones militares y aventuras amorosas.



Su sobrenombre gur (asno salvaje) se dice que se han inspirado en una espectacular hazaña de caza, donde mató a un león y un asno salvaje con una flecha por su amor de la caza silvestre.
Bahram, el emperador persa, dilapida su juventud lejos en frivolidades. Un día, la búsqueda de un asno salvaje que lo trae cerca de una cueva en la que duerme un dragón. Durante una sangrienta batalla, Bahram mata al dragón donde le dispara dos flechas en los ojos. A continuación, entra en la cueva y se encuentra un fresco que representa siete extrañas cúpulas, cada una de un color diferente, cada uno coronado por una estrella que corresponde a un día de la semana, y que albergan cada una princesa de un país diferente. De repente, las princesas vienen a la vida y cada uno cuenta una historia de amor Se casó con las siete pudo dormir con uno diferente cada noche de la semana, y cada una le contaba un cuento diferente. Para contener a sus nuevas esposas, él pide la construcción de siete palacios cubiertos con una cúpula cada uno gobernada por uno de los siete planetas y adornada con el color asociado al clima y al planeta de su inquilino. Cada día de la semana. Los cuentos, sobre la riqueza natural y eventos, se ven en la tradición islámica persa como un símbolo de la purificación de la mística del alma en su camino hacia Dios.








Fereydun contra el rey dragón Zahhāk

Que por aquel entonces el rey iraní Jamshid, era el gobernante del mundo, a través de su arrogancia perdió su derecho divino para gobernar. Zahhāk se presentó como un salvador a los descontentos iraníes que querían una nueva regla (lo que refleja la adopción de la religión y la cultura árabe por los persas después de la conquista árabe de Persia y la posterior represión que enfrentan los persas).


La recogida de un gran ejército, que marcharon en contra de Jamshid, que huyó cuando vio que no podía resistir Zahhāk. Jamshid Zahhāk caza durante muchos años, y por fin lo atrapó y lo sometieron a una muerte miserable a Jamshid lo cortaron por la mitad. Zahhāk ahora se convirtió en el gobernante de todo el mundo. Zahhāk era una ser abominable con dos serpiente que le brotaban de detrás de la cabeza. Las alimentaba con cerebros humanos, por lo que cada día los espías de Zahhāk traían dos hombres de los poblados para con sus cerebros poder alimentar a las serpientes. Zahhāk gobernaría el mundo durante siglos con tiranía y crueldad esparciendo el mal en todas partes. Pero un día Zahhāk tuvo un sueño terrible -, pensó que los tres guerreros se lo atacaban, y que el joven le golpeó con su masa, lo ataron y lo arrastraron hacia fuera de una alta montaña. Zahhāk cuando despertó estaba en una situación de pánico. Convocó a sabios y lectores de sueños de todo el imperio. Eran reacios a decir nada, pero finalmente le explican el sueño a Zahhāk, que unos rebeldes se lucharían contra Zahhāk y lo despojar de su trono. Incluso vieron el nombre del de hombre que tomaría el lugar de Zahhāk: él se llamaría Fereydun. Zahhāk ahora se convirtió en la obsesión con la búsqueda de este "Fereydun" y la destrucción de él, aunque no sabía en donde vivía, o que su familia fue. Sus espías lo buscaron por todas partes y, por último, escucharon de un niño que se nutria de la leche de la vaca mágica con poderes nutricionales Barmāyeh.


Los espías localizan a la vaca Barmāyeh en los prados altos, pero el pequeño Fereydun ya había huido con su madre Farang hacia las montañas. Los espias mataron a la vaca, regresaron con el dragón Zahhāk con su misión cumplida. Faridun cuando tenía 16 años, regresó del monte Alborz a los pastos de montaña. Allí su madre le contó sobre la vaca que lo había criado con su leche y como fue asesinada por el dragón y muerte de su padre Jamshid en manos de la bestia. Faridun se inquieta a indignación ante las palabras de su madre. Su corazón lleno de angustia, su cabeza hervía con la venganza, y sus cejas unidas con furia. Respondió así a su madre: "Uno se convierte en un héroe sólo a través de la acción. Ahora he de destruir este mal con la fuerza de dios y la de mi espada. Voy a convertir su palacio en polvo." Mientras tanto, Zahak continuaba buscando a Faridun por todo el mundo.




El hombre que alguna vez se consideró un campeón ahora temía a un niño. Un día, estaba sentado sobre el trono de marfil, con la corona de color turquesa en la cabeza. Él había llamado hombres de todas las tierras para apoyar a su reino. Él les dijo, " tengo un enemigo oculto, como todos ustedes saben. Es joven en edad pero grande en sabiduría, un héroe de linaje real." Sin embargo las pequeñas e insignificantes pueden ser tu enemigo, 'el astrólogo me dijo, 'no se debe considerar de pequeño. “Mi ejército es débil, y estoy asustado de lo que puede llevar tiempo. A partir de aquí, tengo que reforzar mi ejército - con los demonios, con los hombres, con las hadas. Quiero una fuerza combinada; demonios y los hombres deben trabajar juntos.






La rebelión contra el dragón

Zahhāk ahora trató de consolidar su imperio por coaccionar a una asamblea de los principales hombres del reino en la firma de un documento que demuestre Zahhāk la justicia, a fin de que nadie podría haber ninguna excusa para la rebelión. Un hombre habló en contra de esta farsa, un herrero llamado Kaveh denuncio el sucio secreto del monstruo ante toda la asamblea, cómo Zahhāk había asesinado a diecisiete de sus dieciocho hijos para que puedan alimentar a su serpientes el último hijo había sido encarcelado, pero aún vivía. En frente de la asamblea Zahhāk pretende ser misericordioso, entonces libero al hijo de Kaveh, pero cuando intentó obtener su firma en el documento el hombre rompió el documento y salió del tribunal, se levanto en rebelión e hizo una bandera con su delantal de herrero(mas tarde seria la bandera persa de Irán) se proclamó a sí mismo en apoyo de Fereydun como gobernante, este fue el principio del fin del reinado del demonio dragón. Pronto muchas personas siguieron Kaveh a las montañas de Alborz, donde vivía Fereydun Pronto viendo esta aceptación organizo un pequeño ejército. Le dijo al herrero Kaveh que le fabricara una maza de hierro con forma de cabeza de vaca, Kaveh se la hizo con gran fervor, luego con sus hermanos y seguidores, pasó sucesivamente a la lucha contra el Zahhāk. Zahhāk se encontraba fuera de su capital, que luego cayó bajo el poder de Fereydun con una pequeña resistencia. Fereydun puso en libertad a todos los presos. El vil tesorero del rey, escapó a contarle a Zahhāk lo que había ocurrido.
La rebelión había comenzado al fin.


Fereydun empuñando su arma

Zahhāk de inmediato se apresuró a volver a su ciudad para atacar a Fereydun. Tan pronto como el ejército de Faridun tuvo conocimiento de este ataque, todos se apresuraron a llegar a los callejones y desmontado de sus caballos. Toda la gente de la ciudad se reunió en los tejados. Quien pudiera participó lucha, todos en apoyo de Faridun, Ladrillos y rocas eran lanzadas contra los soldados del dragón. Cuchillos y espadas y flechas caían como la lluvia. No hubo lugar para ponerse de pie sobre el terreno.





La gente decía con fuerte estruendo" Nosotros no queremos a Zahak, este sucio dragón." El ejército del dragón se encontraba en peligro, comenzaron a desertar, la población de la ciudad comenzó a luchar en una multitud enorme como una montaña. En un último acto de maldad, el demonio trato de atacar su propio palacio, donde ahora se encontraba el héroe Fereydun, el demonio dragón entro al palacio disfrazado de soldado con una armadura negra, pero fue atrapado por el héroe y golpeado con su maza de cabeza de vaca, pero no lo mato, con el asesoramiento del ángel Sorush, Fereydun encarcelo al dragón Zahhāk en una cueva debajo de monte Damāvand, fue envuelto en piel de león y encadenado, luego el héroe le insertó enormes clavos en contra la pared de la caverna, donde permanecerá hasta el fin del mundo. Así, después de mil años de tiranía, terminaba el reinado de Zahhāk el rey dragón. Su historia es narrada en la epopeya de Shāhnāma, la epopeya nacional de Irán por el siglo 10 poeta Ferdowsi Tousi


Monumento de Ferdowsi en su plaza conmemorativa en Teherán







Ilyá Múromets
Literalmente "Ilia el de Múrom" es un héroe de la mitología rusa. Es celebrado en numerosas bylini (poémas épicos populares). Junto con Dobrynya Nikitich y Alyosha Popovich son los más grandes Bogatyres legendarios (caballeros errantes medievales). Los tres fueron inmortalizados por el pintor Vastnetsov en su famosa pintura Bogatyrs. De acuerdo con la leyenda, Ilya era el hijo de un granjero, que nació en la villa de Karacharovo, cerca de Múrom.



Sufrió una seria enfermedad en su juventud y fue incapaz de caminar hasta la edad de 33 años, cuando fue curado milagrosamente por dos peregrinos. El gigante moribundo, Svyatogor, pasa parte de su fuerza a Ilya a través de su aliento ntes de morir y convertirse en una montaña le otorgó poderes sobrehumanos, y se dirigió a la ciudad de Kiev para liberarla de la idolatría y servir al príncipe Vladimir "Sol Rojo"
En su camino, el solo defendió la ciudad de Chernigov de la invasión de los tártaros y el gobernante local le ofreció el puesto de caballero, pero Ilya declino permanecer en la ciudad. En los bosques de Bryansk mató al monstruo Solovei el ladrón que podía matar a los viajeros con su potente silbido. Arranca arboles con su maza o bien los desarraiga simplemente con sus manos limpias, todo el esto para ayudar a sus aldeanos compañeros a construir un camino a través del bosque.




Él puede derrotar a monstruos aterrorizantes: como al dragón de múltiples cabezas Zmey Gorynych, capaces de escupir fuego simultáneamente, con cuerpo de color verde, dos patas traseras que le permiten avanzar y un par de patas delanteras pequeñas, Ilya Muromets mato a las bestia con su espada. Generoso y recto, pero también temperamental, arrasó todos los campanarios de las iglesias de Kiev cuando el Príncipe Vladimir no le invitó a una celebración. Rápidamente se apaciguó cuando Vladimir lo mando llamar. Ilya Muromets se convirtió en sinónimo de un gran poder físico y espiritual, así como de integridad, dedicado a la protección de la patria y la gente, y sobre todo, se ha convertido en el héroe de numerosas películas, cuadros, monumentos, dibujos animados y anécdotas. Es el único héroe épico canonizado por la Iglesia ortodoxa.



La momia de Ilya Muromets se supone que descansan en el Monasterio de Pechersk de Kiev, probablemente su personaje no responde a una única persona, sino una fusión de múltiples héroes reales o imaginarios de muy diferentes épocas. Por ello, Ilya supuestamente sirvió al Vladímir I de Kiev, que gobernó entre 980 y 1015, luchó contra Batu Jan el fundador de la Horda de Oro, que vivió entre 1205 y 1255, y salvó a Constantino el Amado por Dios, el zar de Constantinopla de un monstruo.

Ilya Muromets dispara contra el monstruo Solovei



Estatua de Ilya Muromets en Múrom. y su efigie de santo

ИЛЬЯ МУРОМЕЦ ILYA MUROMETS (1956)



Película Ilya Muromets de Aleksandr Ptushko de 1956




El héroe Skuba Dratewka
Cuenta la leyenda que un maligno animal vivía antiguamente en una caverna debajo de Wawel Hill, en la ribera del río Vístula que atraviesa Cracovia, Polonia. Algunas historias tradiciones indican que los dragones existían con anterioridad a la fundación de la ciudad, cuando el área todavía era ocupada sólo por granjeros. Durante el imperio del Rey Krak,la ciudad vivía atemorizada bajo el acecho de esta bestia peligrosa con aliento de fuego, dotada de seis patas nombrado como Smok Wawelski o el dragón de Wawel. Cada día, el maligno dragón causaba estragos en la campiña, matando gente, destruyendo sus viviendas y devorando el ganado. Se dice que este animal fabuloso disfrutaba alimentándose de jóvenes doncellas. El rey, ansioso de poner fin a la amenaza del dragón, utilizó una una vía para conseguirlo. Ya no quedaban más jóvenes vivas en el reino, excepto la hija del rey, llamada Wanda. Desesperado, el rey prometió la mano de su hermosa hija al caballero que fuera capaz de vencer al temible dragón. Grandiosos guerreros se acercaron desde lugares remotos para disputarse el trofeo… pero todos fueron derrotados por el animal. Uno día, un pobre aprendiz de zapatero llamado Skuba Dratewka aceptó el desafío. Rellenó un gran trozo de carne de cordero con azufre y petróleo, lo colocó afuera la caverna del dragón. Éste lo engulló en su boca inmediatamente el dragón comenzó a sentir una sed insoportable.



Se acercó al río Vístula para beber, pero el agua no logró mitigar su estómago insatisfecho. Después de beber y beber interminablemente, explotó a orillas del río. Finalmente, Dratewka obtuvo la mano de la bella Wanda y el pueblo recuperó su felicidad. Las catedrales de Wawel y de Cracovia se encuentran construidas sobre Wawel Hill; allí ostentan estatuas de Smok Wawelski y una placa conmemorativa del héroe Krakus, el príncipe polaco fundador de la ciudad. Su palacio, supuestamente, se alza sobre la guarida de dragón. Actualmente se utiliza la caverna del dragón, debajo del castillo, como pieza de interés turístico.


Wawel escultura Dragón por Bronislaw Chromy

El rey Krakus, ha sido objeto de investigación arqueológica desde 1934-38, sin embargo, ninguna tumba se ha encontrado. El montículo fue encontrado tiene un diámetro de más de 50 metros. Según la investigación, fue erigido entre los siglos 8 y el 10 como un elemento central de una tumba antigua, que no existe hoy en día.



El dragón de Klagenfurt

En el centro de la ciudad de Klagenfurt (Austria)se encuentra un monumento de nueve toneladas que data del renacimiento y que es una muestra de la leyenda que dice que esta ciudad fue fundada después de que un par de valientes hombres mataron un abominable dragón llamado Lindwurm que se alimentaba exclusivamente de vírgenes.



Se dice que había una época en la que el Duque Karast gobernaba las tierras de esta ciudad desde lo alto en el Castillo Karnburg, cuando el área que se extendía desde el Lago Wörthersee hasta el Río Drau estaba cubierta de musgo de pantano, arbustos salvajes y miles de árboles. Arriba en las montañas una gran cantidad de animales pastaban, mientras las personas nunca se atrevían a pasar a la oscuridad impenetrable y extraña que allí se sentía, ya que los pocos que se atrevieron a ir, nunca regresaron. En algunas ocasiones las vacas desaparecían y los vaqueros iban y las buscaban, pero tampoco volvían. Nunca nadie había visto el siniestro ser que tomaba tanto a los animales como a los humanos, porque siempre había una espesa niebla cubriendo esta región.



Sólo algunas veces se podían escuchar gruñidos o aullidos en la distancia.
Por ese motivo el Duque les pidió a los hombres más valientes que fueran a buscar a la criatura y la mataran, pero todo fue en vano ya que el miedo había conquistado los corazones de todos los hombres, incluso de los más valientes. El monstruo sólo podía ser sacado de su escondite con astucia por lo que una torre fue construida al lado del pantano que brindaría observaciones detalladas del enemigo.


Entonces dos hombres se dieron a la tarea de capturar a esta criatura, todo por la recompensa que era la torre, dinero y todo el terreno de un río al otro. Así amarraron un toro a la torre y de repente del lago empezaron a salir burbujas hasta cuando saltó un dragón con unas alas gigantes, tirando barro hacia todos los lados. En el momento en el que atacó al toro, los dos hombres se le lanzaron encima con grandes cadenas y después de una gran lucha, en la que participaron otros hombres, lograron vencer al monstruo. En ese mismo lugar de la pelea contra Lindwurm luego se alzó una hermosa y pacífica villa, además el Duque construyó un castillo en donde estaba ubicada la torre que logró la victoria sobre este monstruo. Con el tiempo alrededor de este castillo se desarrollo un pueblo que en la actualidad es la capital de la región, que es muy visitada y admirada. La ciudad aún muestra las armas y la torre de dragón para recordar de este acto heroico.









Santa Margarita de Antioquía

Santa Margarita Marina-Margarita nació en Antioquía (en Asia Menor, hoy Turquía), hija de un sacerdote pagano, pero a través de su ama de leche conoció la fe cristiana. Al cumplir 12 años, Marina se bautizó. Cuando lo supo su padre, renegó de ella. Un día, cuando Marina ya tenía 15 años, estaba cuidando a unas ovejas que pastoreaban. Pasó por el lugar el prefecto romano (Olybrius), que quedó fascinado por la belleza de la joven y le propuso matrimonio. Marina no ocultó que era cristiana. Entonces, el gobernador la entregó al cuidado de una noble mujer. Tenía la esperanza que ésta iba a convencer a la joven a renegar de Cristo.





Pero Marina fue firme y se negó a ofrecer un sacrificio a los ídolos. Encarcelada por no acceder a los requerimientos del prefecto. El Tentador se le apareció en forma de Dragón y la devoro, pero ella poseía un crucifijo con el cuál rasgó la piel del Dragón y salió de allí. Entonces la sometieron a las más terribles torturas: la azotaron con varillas, cortaron su cuerpo con tridentes, le clavaron clavos y fue lacerada con un gancho. Sobreviviendo milagrosamente, según la leyenda, de las muñecas de Marina se cayeron las cadenas y sobre su cabeza empezó a irradiarse una extraordinaria luz, dentro de la que volaba girando una paloma sosteniendo en su pico una corona de oro. El gobernador, finalmente, ordenó ajusticiar a Marina y a todos aquellos quienes creyeron en Cristo. Ese día fueron decapitadas, de nuevo según la leyenda, 15.000 personas. Feotim, un testigo, relató los martirios de Marina. Sus reliquias se encontraban en Constantinopla hasta la conquista de la ciudad por los cruzados en el año 1204. El brazo de Santa Marina se encuentra en el monte Athos en el monasterio de Vatoped.






El héroe Perseo
Dánae había sido encerrada por su padre, Acrisio, en una torre, para impedir que tuviera trato con un varón, ya que un oráculo había anunciado a Acrisio que moriría a manos de su nieto. Sin embargo, Zeus se metamorfoseó en lluvia de oro y consiguió acceder a la estancia de Dánae y dejarla encinta. Dánae engendró a Perseo y, al enterarse, Acrisio los arrojó al mar en un cofre. Tras vagar durante mucho tiempo a la deriva, llegaron al reino de Sérifos, donde fueron recogidos por Dictis, hermano del gobernante de la isla, el tirano Polidectes. Dictis fue para Perseo como un padre.


Perseo con la cabeza de la gorgona medusa



Perseo, de vuelta tras matar a Medusa, vio a Andrómeda y se enamoró de ella. hablo con Cefeo y Casiopea para pedir su mano si la libraba del monstruo Ceto. Los padres aceptaron de mala gana. Perseo luchó con el dragón marino, lo mató y usó la cabeza de Medusa (que convertía en piedra a quien la miraba) para petrificar al animal y convertirlo en coral. Después desató a Andrómeda y fue feliz a contraer el prometido matrimonio. Perseo devuelve todos los objetos mágicos y le regala a Atenea la cabeza de Medusa, que desde ese momento ella incorpora a su escudo. Después decide regresar a Argos. Acrisio se entera de que su nieto viaja para encontrarse con él y pone tierra de por medio. Cuando Perseo llega, no lo encuentra. Está en un reino vecino, Larisa, presenciando unos juegos. Perseo lo sigue. Una vez allí, los organizadores le proponen participar en los juegos. Perseo accede a participar en lanzamiento de disco. Cuando lo tira, lo hace con tan mala fortuna que golpea a Acrisio en el centro del pecho y lo mata, cumpliéndose así la profecía.




Debido a esta muerte accidental, Perseo no quiso seguir gobernando su legítimo reino, Argos. En con¬secuencia, intercambió los reinos con su vecino y tío, y construyó para sí una ciudad poderosa, Micenas, en la que vivió largo tiempo con su familia.


Representación medieval de Perseo matando al monstruo







Jasón contra el dragón de Ljubljana

Hace mucho tiempo, el héroe griego Jasón y sus compañeros de la nave Argos robaron el vellocino de oro del rey de Cólquida (región en el mar Negro). En un esfuerzo por escapar de sus perseguidores el buque tomó un giro equivocado y en lugar de poner vela al sur a lo largo del Mar Egeo, entraron en la desembocadura del río Danubio. Como no había vuelta atrás para ellos, han continuado por el Danubio hasta el rió Sava y finalmente el río Ljubljana.



No pudiendo avanzar por el invierno, desarmaron el buque y pusieron las piezas en sus hombros y literalmente lo llevado hasta alcanzar el mar Adriático, donde volvieron a armar la nave y continuar su camino a casa. A mitad de camino entre la ciudad de Vrhnika ubicada a orillas del Ljubljana y el mar los argonautas encontraron un gran lago rodeado de un pantano. Fue aquí que Jason se encontró con un terrible monstruo de las marismas, los griegos lucharon contra este dragón y lo mataron al final. Sin embargo, el dragón no fue derrotado completamente, ya que vive hasta el día de hoy en el escudo oficial de la ciudad de Ljubljana (actual capital de Eslovenia – ExYugoslavia), y en el notable Puente de los Dragones.







Escudo de Ljubljana


El dragón es uno de los seres fantásticos que más pasiones despierta. Caracterizado como una criatura de enorme poder, grande y fiera, es representante de la fuerza y de lo poderoso. A lo largo de la historia ha sido temido, pero a la vez en muchas culturas se le adoraba como a un dios. Así, es lógico que a lo largo de toda la mitología occidental el matador de dragones haya sido un personaje recurrente, un héroe que salvaba a su pueblo de los males que un dragón traía consigo. Pocos seres legendarios han pervivido en la memoria colectiva con mayor intensidad que los dragones. En todo el mundo y en todas las épocas han existido leyendas acerca de ellos. Su figura ha sobrepasado el ámbito de la transmisión oral para ocupar espacios propios en los textos sagrados y en la iconografía universal. Pocos seres pueden presumir de figurar al mismo tiempo en templos cristianos y budistas, como en textos hebreos y musulmanes.






2 comentarios:

  1. Muy bueno esto de los dragones, como se nota que muchas culturas q no se conocían se rodearon de leyendas y mitos muy similares ..

    ResponderEliminar