domingo, 4 de octubre de 2009

Los temidos guerreros asirios



La zona donde habitaron los asirios fue un país en la antigüedad del suroeste de Asia en Mesopotamia. El nombre de Asiria proviene de la principal ciudad que se encontraba en las orillas del río Tigris, junto al templo de la divinidad Assur, y este era justamente el nombre de la ciudad.
Los primeros rastros arqueológicos encontrados de esta antigua civilización son la prueba viviente de la misma.



Otras ciudades importantes fueron Nínive, Harrán, Calakh, Dur Sharrukin
En este sentido estos indicios de la cultura asiria fueron encontrados en las arenas de las dunas de Nimrud y Khorsabad. Lograron desarrollar la agricultura y el trabajo en las tierras llevando el agua hasta las mismas, más allá de las poblaciones que habitaban cerca de los ríos. La información señala que en estos dominios había diversidad tanto climática como de recursos naturales. En este sentido, se producía trigo y en las zonas altas existían bosques de nogales, encinas, sicomoros y plátanos. Asimismo habían canteras desde las que se extraían recursos como mármol, lajas y albastro. La diversidad de recursos se caracterizaba además por minas de hierro, plomo, plata y cobre en las montañas y el clima variaba además durante tres meses en los que la lluvia y la nieve eran abundantes.


Mapa del imperio Asirio y su expansion por Asia



Poder militar maestros de la guerra

El hierro era la columna vertebral del ejército, a cada soldado se le entregaba un casco cónico de hierro un fuerte peto hecho con pedazos de bronce entrelazados y botas de cuero los hombres más altos servían como lanceros cargando una lanza con punta de hierro al enfrentarse con el enemigo usarían su daga, algunos soldados se volvieron arqueros otros no portaban ninguna clase de armas su papel era proteger a los otros guerreros cubrían a los arqueros con escudos de un metro de alto martillados en cuero reforzados con bronce o placas de otros materiales, en el festival del año nuevo el rey revisaba a su ejército para asegurarse que siempre estuviese listo para la batalla alimentados vestidos y armados a su gusto los guerreros asirios se convirtieron en un ejército más profesional jamás visto en el mundo.



El gran poder militar con el que contaba Asiria ayudo a que se convirtiera en una potencia que logró expandir sus dominios. Durante el siglo VII aC Asiria recupero su esplendor y poderío volviéndose a convertir en una gran potencia bajo el mande de Senaquerib y Assurbanipal. Durante estos cien años Ninive dominó Oriente Próximo como consecuencia de su gran fuerza militar. Durante la época de Senaquerib, el ejército estaba formado por varias unidades. En primer lugar se ubicaba la guardia personal del rey, que tenía al menos un cuerpo de carros de combate y otro cuerpo de caballería.





A estas dos unidades se agregan otros cuerpos secundarios de guardia el palacio que se encontraban compuestas de caballería e infantería. El ejercito regular, que estaba comandado por un eunuco, estada constituido por carros de combate, caballería, infantería (lanceros y arqueros) y fuerzas de demolición para la toa de ciudades. Las unidades étnicas se componían de hombres provenientes de los países que fueron invadiendo los asirios. Durante el reinado de Sanequerib se organizo una unidad de combate egipcia y otra con hombres de Elam, cuya capital, Susa, se encuentra en el territorio que hoy forma Irán. Con aquel fuerte ejercito, el pequeño Estado Asirio llegó a dominar a las naciones vecinas y transformo el mundo.




Asiria logro recomponerse con una estrategia aun mas agresiva, lo que implico el uso de nuevas armas hasta entonces desconocidas pero que hicieron verdaderos estragos en sus oponentes. ejemplos de estas armas tenemos varios pero el mas significativo fue sin dudas el ariete macizo el cual permitio atacar ciudades amuralladas con gran efectividad pues no estaban preparadas para recibir los embistes que estos proporcionaban. pero ademas de las armas poseian algo que los demas no y es lo que realmente jugaba a su favor en las batallas: un cierto "instinto asesino". esta es la mejor definicion para explicar la crueldad y violencia de sus ataques lo que les llevo no solo a ganar casi todas sus batallas, sino a imponer temor en todos los pueblos cercanos.



Los asirios en batalla
En el campo los asirios gozaban de una ventaja que pocos de sus enemigos poseían, la movilidad viajaban por buenos caminos cuidados por las palas de los prisioneros d guerra. En la planicie podían avanzar 32 km diarios, el rey cabalgaba al frente entre la caballería y los carruajes seguidos por la infantería. Tras todos ellos se arrastraban un largo grupo de apoyo donde los artesanos fabricaban armas a medida que avanzaban. Para enfrentar los obstáculos naturales especialmente los ríos, los asirios lograron novedosos niveles de ingenio, los vehículos eran cargados en grandes botes los caballos nadaban tras ellos las tropas cruzaban sobre pieles de animales infladas con los escudos y las armas amarradas en sus espaldas.



Al vivir de la tierra un asirio no podría ir muy lejos sin embargo el rey asirio ordeno instalar grandes graneros atreves de todo el imperio, su tropa podía acampar hasta 480 km de distancia de una base de abastecimiento. Con toda razón el rey de asiria podía hacer sentir su poderío a todo lo largo y ancho, sin estos abastecimientos no podría alimentar a los rebaños de caballos vitales para el ejercito asirio cuya armas más temida era el carruaje.


Bajorrelieve asirio que muestra el cruce de los ríos por parte del ejército

El carruaje asirio y el hombre a caballo
Como los egipcios los asirios habían mejorado los incómodos carruajes de cuatro ruedas de los babilónicos. En la batalla ellos agrupaban sus carruajes de dos ruedas como tropas de terror, rompían así la línea enemiga y los llenaban de flechas y lanzas. En medio del caos de la lucha, la caballería esperaba en los flancos y atacaba, cualquier enemigo que quisiera huir era aplastado por los carruajes los rezagados eran ensartados por los arqueros y los lanceros, pero los asirios evitaban dañar a los caballos que eran tan importantes que hasta el rey nombraba oficiales para supervisar su captura la mayoría de ellos provenían del norte de Irán.



Los asirios desarrollaron una nueva arma tan valiosa como el carruaje, el hombre a caballo al principio era una versión más sencilla del conductor de carruaje, dos hombres cabalgando en dos caballos uno manejaba y sostenía su escudo y el otro usaba su arco, pronto el guerrero a caballo se destaco por sí mismo, la movilidad junto a la velocidad y el poder del armamento, contra tal enemigo el rey judío Jiziqyah no se atrevió a dar batalla se retiro a su capital Jerusalén, por toda Judea sus seguidores huyeron a sus poblaciones de altas calles ensombrecidas por altas murallas de hasta seis metros de ancho. Para resistir el sitio que seguramente vendría el rey Jiziqyah escavo un túnel para hacer llegar agua a Jerusalén, a donde los asirios no podían llevar su ejército llevaban el terror, en Jerusalén un alto oficial asirio se acerco a las murallas no hablo al rey ni a sus comandantes judíos en el lenguaje de la diplomacia sino a los defensores en sus puestos en su propia lengua el hebreo, “habló a la gente en las murallas que tendrá que comer su excremento y beber su orina” Jiziqyah no los podrá salvar no dejen que los convenza de que deben confiar en Yahvé, ¡el emperador de asiria les ordena que se rindan!


Bajorrelieve asirio que muestra a los arqueros disparado junto a las maquinas de asedió al fondo una escena aterradora de empalamiento a sus enemigos.


Las Batallas de los asirios

"En mi segunda expedición con la mayor rapidez marché sobre Babilonia...
Para que esa ciudad ya no fuese reconocible..lo comvertí en un pantano" ( anales de Senaquerib)

La batalla de Qarqar:
Entre las grandes batallas que disputaron los Asirios encontramos la de Qarqar en el 853 a.C., ciudad situada a orillas del río Orontes en lo que es actualmente Siria. Allí se enfrentaron asirios contra una coalición de pueblos de Palestina y Siria bajo el mando de Damasco, en ese momento dominado por los arameos cuyo reino era gobernado por Ben-Hadad II.


Soldado asirio decapitando a un enemigo (detalle del relieve encontrado en Ninive)

Los asirios avanzaron cruzando los ríos Tigris y Eufrates, y llegaron a Anatolia y a Siria, donde hicieron tributarios a los reyes de Karkemish y Alepo. En este momento el Reino Arameo de Damasco, bajo el reinado de Ben-Hadad II (llamado Hadad-idri en los documentos asirios), sugirió a los reinos vecinos que se unieran contra el avance asirio, e incluso llegó a unirse con el rey Acab. Así se formó la coalición de reyes de Siria e Israel. Los reyes eran Ben-Hadad II, que aportó 1.200 carros, 1.200 jinetes y 20.000 soldados de infantería. Acab el israelita trajo 10.000 infantes, 2.000 carros y 2.000 jinetes. Entre los otros reyes figuraban los de Hamat, Muzri, Amón, Arvad, Usanata, Irqnata, Tiro (o mejor dicho de los fenicios), Ke y los de dos reinos árabes, quienes hicieron aportes menores. En total sumaban 60.000 soldados y 3.940 carros de guerra.





Según Salmanasar III, obtuvo una victoria abrumadora, en la cual cayeron 14.000 hombres, pero Salmanasar regresó rápidamente a Asiria, lo que hace creer que sufrió un revés en la batalla. Además, si fue un triunfo, fue sólo pasajero o de menor importancia, ya que no pudo quebrantar la resistencia de la liga ni ocupar sus territorios por lo menos hasta la época de Hazael. Aparte de que los asirios no añadían derrotas o fracasos en sus inscripciones. La batalla también es muy importante porque en ella se comprueba la existencia de personajes bíblicos, como Acab y como Ben-Hadad II, aporta conocimientos sobre el poderío que estos dos reyes tenían en aquel momento y también permite hacer el sincronismo más antiguo entre historia bíblica y secular.




Jehú, rey de Israel sometido a Salamanasar III, rey de Asiria.



La batalla de Nihriya
Otra de las batallas memorables de los asirios fue la que se desarrolló aproximadamente en el año 1230 a.C., la batalla de Nihriya donde se enfrentaron contra los hititas por una cuestión de dominio territorial podríamos decir, ya que estaban en juego las antiguas propiedades del otrora Imperio Mitani.


Mapa del Imperio Mitami conquistado por Asiria

La expansión asiria continuó, hasta llegar a un ataque, en una fecha no determinada con exactitud, sobre los distintos reinos de Nihriya, bajo el mando del rey Tukulti-Ninurta I (aunque para algunos historiadores, el rey en cuestión pudo haber sido Salmanasar I o Ashur-nadin-apli). Los hititas consideran este ataque sobre una zona limítrofe a su imperio como intolerable, llevaron a su ejército a la zona.



El choque entre ambas potencias tuvo lugar en las cercanías de Nihriya, y los asirios obtuvieron una victoria decisiva, que permitió a Asiria anexionarse los reinos de la zona, y colocó a los hititas en una situación bastante difícil, hasta el punto de que una de las causas del no muy bien documentado golpe de estado contra el rey hitita Tudhalia IV podría haber sido el desprestigio de este último a causa de su derrota.
Aunque las hostilidades continuaron entre los dos imperios (las fuentes asirias afirman que, con posterioridad a la batalla, capturaron 28.000 prisioneros hititas en diversos ataques), no hubo mayores consecuencias para los hititas a largo plazo, ya que Asiria fijó su atención en la conquista de Babilonia, proyectó en el que invirtió demasiados recursos como para intentar una expansión en su frontera occidental.



Restos de la Lakish en la Israel actual

La conquista a la fortaleza de Lakish
Pero a la orilla de la ruta comercial con Egipto Lakish era tan fuerte como rica tras sus empinadas pendientes y altas murallas sus defensores confiaban en poder resistir, igual de confiados los asirios dispusieron su campamento tras una muralla ovalada con torres de defensa y se dispusieron a construir sus maquinas para sitiar, las paredes de madera protegían a los soldados mientras guiaban un poste de hierro con el debilitarían el punto más frágil de la muralla de la ciudad que eran sus puertas para acercarse a estas los asirios primero deberían erigir rampas de tierra cubiertas con madera sobre estas las maquinas de sitiar serian empujadas lentamente.



El rey comandaba sus fuerzas, los lanzadores de piedra en la retaguardia y luego los arqueros protegidos por sus altos escudos en el mismo frente los lanceros que enfrentarían sus murallas juntos avanzaban a salvo detrás de sus inmensas maquinas de sitiar ningún ejercito había perfeccionado tanto el arte de sitiar, tal asedio no podía resistirse cuando finalmente las murallas fueron vencidas los asirios se adentraron con rapidez protegidos por Ishtar la diosa de la guerra, la carnicería era inenarrable los líderes de la rebelión fueron empalados en las afueras de la ciudad sus cuerpos fueron descuartizados como advertencia de otros judíos que aun se resistían.



El rey senaquerib recompensó a sus soldados con su parte de dagas carcaj, arcos muebles y copas pero no todos saborearon la victoria en Lakish, 1500 asirios olvidados por Ishtar fueron enterrados en una fosa común, mientras tanto el rey Senaquerib se reponía de sus pérdidas y contaba sus cadáveres.
En Judea como en todas partes los asirios se aseguraban de que espíritu de los conquistados quedara realmente roto capturaban a los vasallos por cientos de miles y los llevaban como esclavos a asiria la biblia dice que en el año 721 A .C 30.000 habitantes de sumeria fueron deportados, las tribus perdidas de Israel.


Esclavos judíos tras el asedio de Lakish. Relieve asirio



Copia de un relieve asirio que muestra el asedio de Lakish

"200.000 personas jóvenes y viejos hombres y mujeres caballos mulas camellos ganado e innumerable ovejas"

Parte del relato inscrito en el llamado Prisma de Senaquerib, conservado en el Instituto Oriental de la Universidad de Chicago



Prisma de Senaquerib

"Jiziqyah el judío que no se sometió a mi yugo 46 de sus más fuertes ciudades, a si como las pequeñas poblaciones en las vecindades de las que no hay cifras que con postes de asalto y trayendo maquinas de sitiar todas tomé"

Parte del relato inscrito en el llamado Prisma de Senaquerib, conservado en el Instituto Oriental de la Universidad de Chicago




Siempre despojaban la ciudad conquistada y prendían fuego los campos así como también talaban los campos. Fue así que se expandieron por la Mesopotamia constituyéndose en el primer gran imperio militar de esta zona del planeta llegando hasta el lago Van Armenia y en el oeste hasta el mar Mediterráneo.
El ejército asirio se caracterizó por ser despiadado con las tierras conquistadas llevando a cabo acciones temerarias. Por ejemplo, cortaban las cabezas de los muertos tras las batallas y tomaban prisioneros para utilizarlos como esclavos y súbditos

La torre de combate asiria
Con la torre de combate, los asirios contaban con un arma formidable con su saliente ariete machacando las paredes del ene
migo, obligaba a rendirse al jefe o defensor.


(figura sobre la muralla con la mano levantada). El rey atacante (lejos, a la izquierda) dispara desde detrás de la torre. Relieve del siglo IX a.C.

Dos de las máquinas más efectivas para romper y atravesar una muralla defensiva eran el ariete machacador y el taladro. El ariete era simplemente un enorme tronco de árbol con una cabeza achatada de metal en la punta; llevado por los hombres o bien colgando sobre cuerdas como un péndulo, el ariete las machacaba repetidamente. El taladro, un ingenio parecido con una afilada punta, escudriñaba en las juntas débiles de la mampostería.



El pueblo asirio
Su lengua era una forma del acadio, una lengua semítica. Era de tipo flexiva, muy parecida a la babilonia, hablada en tierras caldeas. También la escritura asiria era muy parecida a la escritura cuneiforme de Babilonia. Escribían sobre tablillas de arcilla. Los antiguos asirios también utilizaban el idioma sumerio en su literatura y la liturgia. Durante el período neo-asirio, el idioma arameo se convirtió cada vez más común en el imperio asirio, esto fue debido a las migraciones forzadas en masa: las grandes poblaciones de pueblos que hablaban el idioma arameo fueron trasladadas a todas partes del imperio. En el siglo VII a. C., este pueblo era ganadero y agricultor.



Un toro alado o Shedu asirio, procedente de Dur Sharrukin Construían como vivienda unas chozas de arcilla bien compactada. Sabían tejer y trabajaban la obsidiana y el sílex para fabricar herramientas y otros utensilios. También modelaban muy bien la arcilla, muchos de cuyos objetos han llegado hasta nuestros días. Solían enterrar a sus muertos en flexión, con las rodillas cerca del pecho. No tenían un lugar determinado que utilizasen como cementerio sino que los enterraban en los espacios cercanos a las chozas.



Religion asiria
Los asirios fueron continuadores de la religión mesopotámica creada por los sumerios y adoptada por la dinastía babilónico. Es evidente que con el paso de los siglos la religión se modificó, a veces, incluso en cuestiones muy importantes, como en la constitución del panteón oficial, pero no es menos cierto que la esencia de la misma permaneció inalterable. Con la hegemonía de A., Marduk, dios nacional de Babilonia, cede su lugar preponderante a Assur, patrón de la ciudad de Nínive, quien viene a representar la voluntad de poseer una divinidad nacional superior a los demás dioses del panteón mesopotámico, para controlar de esta manera todos los resortes del poder, al igual que anteriormente hiciera la dinastía babilónica.


El dios Assur

Assur significa benévolo, pero su actuación siempre se presenta contraria a la benevolencia, pues constantemente lo encontramos compartiendo los instintos bélicos de su pueblo. Él es el dios que acompaña al ejército en las batallas, dirige la flecha del arquero y la hunde en el corazón del enemigo, y también se complace en el espectáculo de las torturas infligidas a los enemigos capturados y con la deportación de los pueblos vencidos. Se le representa bajo la forma de un disco alado, y también cabalgando un toro, representación llena de profundo simbolismo bélico. Junto a sus atribuciones guerreras, otras hacen referencia a su condición de dios de la fecundidad, representado entonces bajo el aspecto de un macho cabrío rodeado de ramos y frutos.

La diosa Isthar

La divinidad que en importancia seguía a Assur era Isthar. A. continuó la veneración de dicha diosa, ya iniciada por los babilonios, y cuya importancia siguió vigente durante el primer milenio antes de Cristo bajo el nombre de la Astarté fenicia y transmitió muchos de sus rasgos a la figura griega de Afrodita. Es hija de Anu o de Sin, según se tome una u otra de las tradiciones referentes a su origen. En el primer caso, es la diosa de la guerra; en el segundo, la diosa del amor. En A. se la adoró bajo las dos facetas; acompaña a Assur en sus batallas, montada en un carro tirado por leones y empuñando el arco. Sus santuarios se hallaban en las ciudades de Nínive y Atbelas. En Erech se la veneraba como diosa del amor y del placer. Una de las formas de adoración consistió en la práctica de la prostitución sagrada que llevaban a cabo las sacerdotisas a ella consagradas. En este rápido repaso al panteón asirio, hemos de hablar de un dios cuya influencia fue enorme en la religión asirio-babilónica: Shamash, divinidad a la que caracterizan el valor y el ánimo, aunque se distingue por ser el dios de la justicia. Él es quien disipa las tinieblas que cubren el crimen. En su calidad de juez supremo, se le representa sentado en un trono, ostentando en su mano derecha el cetro y un anillo junto a él se veneraba a su esposa Aya y a sus hijos Kettu (la Justicia) y Mesharu (el Derecho). Al parecer, estos dos últimos son dioses tardíos, puesto que al representar abstracciones indican que la mentalidad religiosa había sufrido una profunda evolución.



El dios mesopotamico Shamash

Existían además unas criaturas al servicio de los dioses: los genios y los demonios que podían ser tanto benefactores como maléficos. Su misión era proteger o castigar a los hombres. Estos demonios cuando castigaban lo hacían de manera cruel y atormentadora. Podían golpear a los hombres convirtiéndose en fantasmas, hombres de la noche, devoradores de niños, etc.


Relieve asirio de un genio alado




Durante los 50 años siguientes al sometimiento de Judea, Asiria amplio sus fronteras al máximo. En el año 675 A.C sus guerreros marcharon más de 1600 km y conquistaron Egipto, Asiria había alcanzado su máxima gloria en sus ciudades pobladas por mercaderes, artesanos, artistas y estudiantes floreció la civilización como nunca. Pero los asirios se excedieron en su expansión.
El imperio ahora se extendía por todo medio oriente, en vez de gobernar a sus vasallos asiria los aterrorizaba los conquistados guardaron su recelo y esperaron su hora,luego en el año 612 A.C los mayores enemigos de asiria, los medos y babilónicos se unieron y marcharon sobre Nínive la gran ciudad fue saqueada una civilización de mil años sucumbió y su imperio se desvaneció para siempre.

1 comentario:

  1. Esta entrada mezcla muchísimos conceptos y ahonda en los estereotipos, lugares comunes y falsedades que se tienen sobre Asiria. Un 6.

    ResponderEliminar